domingo, 25 de enero de 2009

Perder, tener, necesitar, prescindir.

Perdí la pasión un invierno demasiado frío. Y, desde entonces, mi cuerpo se niega a informarme de lo que ocurre en el mundo. Presiento, que perdí también el viento, el sonido del transcurso del tiempo, los olores de tus palabras. Perdí la vida un invierno demasiado frío.
Tengo la impresión que desde entonces, no te tengo. Que la cuestión es tenerte o no tenerte, porque sin ti, ser no es importante. Tengo la manía de rebuscarte en mis ideas, pero mis ideas me dicen que no son recuerdos, que mi imaginación me engaña y que el mundo, el de dentro y el de fuera, es un mundo que perdió la memoria.
Necesito decidirme. Necesito coordinarme con tus gestos, para bailar acompasados. Necesito un mundo llamado Tú, como eras. Necesito que me ignores, que me cambies, que nunca me toques... pero que estés.
Puedo prescindir del resto. De la realidad, de los años, de las arrugas, de la distancia, incluso de mis textos. Prescindir es de sabios. Sobre todo cuando sabes, que nunca prescindiría de tu aliento.

6 comentarios:

marisa dijo...

Hermosa y poética reflexión sobre la necesidad del amado, como parte de nosotros mismo, de nuestra propia respiración...Un abrazo

luna45 dijo...

Hola querido que bueno que te animaste a escribir tus pensamientos ya hacian falta me da mucho gusto.Espero que te aya gustado la reflexion de la Luciernaga.
Tus poesias como todas BRILLANTES por favor no te opaques.
Muchos saludos y abrazos donde quiera que estes

Arianna dijo...

Impulsada por los vientos de trazando caminos llegué hasta aquí. Un bello lugar de reflexión me ha acogido. Gracias por el post que dejaste y que me condujo hasta estas arenas. Saludos desde el sur del mundo.

luna45 dijo...

Hola amigo no espesimismo hay que probar con cosas nuevas y diferentes aun que hay veces que no les guste por el cambio tan radical pero ya no lo voy hacer cuidate mucho y espero que cambies de animo echale ganas un saludo muy grande

ARMIDA MARTIN dijo...

Tienes mucha razòn...las circunstancias mundiales...
Sin embargo, en ti ya hasta me parecerìa sorprendente visitarte y encontrar algo alegre...
Tu prosa poètica, siempre tan bièn escrita...
saludos

tali dijo...

me aterra perder la pasión... y aunque tiendo al pesimismo vital aún conservo cosas que me vuelven loca. Un beso fuerte JJ.