sábado, 9 de mayo de 2009

Primavera

No sé si será que la luz abre sus ojos en primavera o que los aromas escapan de sus encierros fluyendo hacia las nubes.
No sé si será que los torrentes son ocasionales o que el fuego calienta las mentes.
Quizá sea que llegan de lejos los caudales de palabras o que las circunstancias se alían con mis músicas.
Será que las comunidades establecen vínculos, que sobre el papel resurgen los trazos.
Las drogas recrean el mundo, interfieren en las realidades ocultas, mueven voluntades muertas, levantan espíritus que vivían en el hígado. Pero qué importa. Es la primavera.
Es el nuevo comienzo, es la vuelta de la vida, son los estímulos que resucitan las esperanzas, la claridad que regresa. Enganchados a resurgir, a nacer, a comenzar, a volver a los brazos calientes de un amor protector que desapareció en invierno.
Volvemos, todo es cuestión de tiempo.

2 comentarios:

Lasosita dijo...

Volvemos... todo ciclo comienza y acaba, siempre enganchados a los cálidos rayos de sol, de una mirada, de colores emergentes.

Siempre, tras el invierno,... volvemos adictos de nuevo.

Un saludo, naúfrago!

INÉS (y yo).. dijo...

Será qué, en definitiva, estamos programados a la vida, naufrago..

Volvamos a volver..

Un beso