lunes, 22 de diciembre de 2008

Noches sin dormir.

Las noches en la que no puedo dormir repaso mi álbum de fotos olvidadas, las que nunca fui capaz de ver, las que nunca fui capaz de recordar. Son fotos de otras realidades, de sueños imposibles. Son fotos que reniegan de mi presente.
Mi presente, persistente y tozudo, se empeña en suceder contra mi voluntad. Pase lo que pase, diga lo que diga, piense lo que piense... el presente se impone y destroza mi realidad.
Mi realidad, cobarde e indecisa machaca los picaportes de mi cerebro pero nunca es capaz de abrir la puerta. Sumisa y culpable, durante millones de existencias ha querido gritar ¡basta ya!. Basta ya de presente incuestionable que me ahoga. Basta ya de presente colectivo que dicta mis sucesos. Basta ya de presente fascista que quiere salvarve de mi mismo. 
Mi mismo, asexuado especimen que se debate entre presente y realidad. Presente y realidad que como traidores bastardos se alían contra mi mismo para mezclarse en un cóctel alucinógeno; para agitarme en un girar permanente en el que es imposible encontrar un principio, un punto, un apoyo, una referencia. 
Las noches en la que no puedo dormir repaso mi álbum de fotos olvidadas, las que nunca fui capaz de ver, las que nunca fui capaz de recordar. Son fotos de otras realidades, de sueños imposibles. Son fotos que reniegan de mi presente.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Innnegable tu tozudèz...especialmente en ese regodearte en las cosas tristes y en la dureza para juzgar tu "tumismo"....

FELICES FIESTAS Y LUZ, MUCHA LUZ..

Saludos cordiales

rosario dijo...

Fotos nunca vistas y sueños nunca realizados… pueden en un abrir y cerrar de ideas, cambiar, dar un giro a otro continente interior no captado aún.

Felices fiestas

Besos