domingo, 28 de diciembre de 2008

Colores.

Todo el mundo sabe que el lunes los colores amanecen más tarde, por eso esta mañana estuve mirando por la ventana esperando que pasara alguien con una pizca de color.
A veces pienso que soy demasiado viejo o demasiado torpe para ver entre la multitud un alguien que en alguna parte de sí mismo, quizá sin saberlo, lleve una pincelada que no sea gris. Quizá en un gesto,  una palabra, un parpadeo, una muestra de proximidad... alguien esboce una pincelada de luz. 
Todo el mundo  sabe que los lunes miro por la ventana y mis ojos sólo traen tonos grises, media docena de tonos grises. Y mientras espero giro y giro buscando un atisbo de rayo que a veces pasa enredado en una frase, en un comentario, en un "hola sé que existes" o en un "que hay, veo por tus ojos". Pero indeciso, inestable, inseguro, miedoso, cobarde... soy incapaz de devolver un "yo también te veo", un "te miro", un "me has hecho sentirme vivo".
Proyecto en mis movimientos crípticos el deseo imposible de que veas como yo me veo, de que me descubras los colores, esos colores que como todo el mundo sabe, los lunes amanecen más tarde.

5 comentarios:

Toxicosmos dijo...

Por lo visto los lunes todo aparece más tarde.
Bromas aparte, creo que deberías abrirte más a la gente, apartar la timidez. Yo lo hice cuando me dí cuenta de que, por culpa de ésta, estaba en la más completa soledad.
Quizás alguien te aporte esa pizca de color que necesita tu vida, para así poder hacer la paleta de colores de los pintores impresionistas.

Un saludo y feliz navidad.

Turulato dijo...

Gracias por tu amabilidad. Y ahora.. Yo, en mi recorrido de lecturas, he cerrado un pequeño círculo.
Te he leído, he vuelto a Ítaca y leído mi comentario y el tuyo, vuelvo aquí a leerte...
Con todos los matices que se quieran, creo que sería pertinente aquí el comentario que ya hice allí.

Por otra parte, continúo.. La existencia requiere iniciativa. Creo que la cuestión es muy simple; me pasé parte de mis años más jóvenes esperando tras una ventana que alguien me llamara..
Hasta que un día salí a la calle y encontré lo que buscaba. ¡Y me cabreé!. ¿Por no decidirme a hacer aquello tan sencillo de arreglarme y salir, había perdido tanto?.

Hay que aceptar el fracaso; y el fraude; y el engaño, y .... Son tremendamente beneficiosos.
Hace años vi en directo como una cierva abandonaba al cervato recién parido; ¿donde está el instinto de maternidad?, le dije al veterinario que me acompañaba. "Está, precisamente porque no está; solo la ausencia de algo nos permite, al echarlo en falta, conocer su existencia".

Si algún aspecto vital fuese de presencia inmutable, genera inmediatamente dudas (¿Dios existe?); solo aquello que, gracias a Dios, falla y nos torea, viene y va, permite que sintamos su realidad.

Así que no te amilanes. Comprende que cada vez que no te atreves, estás gritándote a ti mismo que puedes. No pienses. Haz algo, lo que sea, aunque no venga a cuento. Pero rompe..
Y olvídate de todo resultado. Acepta tus fracasos. Y recuerda como termina mi felicitación navideña: "El éxito.. una memez".

Luego, vive.

Anónimo dijo...

Querido amigo muchas veces(por no decir siempre)me pasa eso con los lunes pero hay que ver diferente la vida no importa que dia sea hay que echarle ganas

p.d. gracias por haber pasado por mi blog y si debes en cuando date tiempo de contestarme ya que es una esperanza de que boy bien (obio no como ustedes que ya son expertos)bueno cuidate mucho y feliz año que si en este año te fue bien en el 2009 sea mejor para ti y tu familia. ATTE.TU AMIGA LUNA45

Penélope dijo...

¿¿Eres capaz de ver 6 tonos de grises???? Eso suena a que aunque naufragaste, no te has hundido.
Sigue observando y puede que descubras una pizca de color en los que te rodean.
Y si no...siempre los puedes pintar tú.

Un beso.

Te dejo un poemita que encontré que me recordó a tí:

"Vivir es pasar
de una prisa a una urgencia
de un terror a un naufragio
de un golpe a otro

pero solo vives
si en medio de ese tránsito
sabe contruir un nido"

Jorge Riechmann

Feliz naufragio que te llevará a contruir un buen nido. ¿Por qué no?

CONRA dijo...

Hola JJ:
Los lunes tampoco me agradan a mí.
Hace tiempo que llevo lápices de colores en mi bolso, para dar a la vida un toque de color cuando la veo gris.
Te deseo 365 días de diversos colores… con una pincelada de gris que también es bonito.
El lunes miraré por la ventana…
Me gusta como escribes.
Un abrazo